Translate

martes, 30 de octubre de 2018

Gouffre D´Enfer .

Bueno, y llegó ese día en el que tocaba ir a la Gouffre, "El Jefe " vamos..., para todo el mundo el mejor cañón de Pirineos, y allá por finales de agosto de 2017, nos fuimos 5 intrépidos a descenderlo capitaneados por el Punkie Javi Esquiruelo, Dani, Kali, Mauricio y yo.
Ya la cosa empezaba mal, aviso amarillo por lluvias, entramos no entramos, pues entramos, pero el miedo nos pudo e hicimos solo tramos dos y tres, aunque al final nos sobró tiempo, como siempre la meteo que no la clavan, pero bueno al final llovió.
Por la noche esperando a Javi que no llegaba, nos echamos a dormir ya tarde para variar, es una norma que llevamos a raja tabla , la mayoría de las veces entre cervezas y humo . A la mañana siguiente, vemos que está, le despertamos, desayunamos, y al salir hacia el cañón nos saca unas cervezas, y como que no nos vemos desayunando cerveza, él se bebe una de trago y ala, para arriba.
La cosa se ralentiza, hay uno que flojea, no está en forma, pero no diré su nombre, aunque si que vive en Boltaña, le quitamos peso y ya va mejor pero sin tirar cohetes. Cogemos varios edulis por el camino, buena señal, somos gente afortunada, seguro que no liamos ninguna.

Venga, las fotos, que aquí siempre somos de poco texto, voy a intentar no poner las típicas, eso espero.

Me gusta empezar con la mejor foto , la verdad que de este descenso esperas el fotón deportivo de turno ,pero no ... ese día salió esta que veis y  que tiene un toque artístico  y que  ademas suelen ser mis favoritas , todos los días no salen cosas de este estilo ,vamos el 99 %  no te salen cosas así ,que pena.




Ahora vamos con las fotos mas descriptivas del descenso , un detalle de la gran cascada fraccionada del rápel mas largo del tramo dos.




En este lugar  la foto clásica es de arriba ,pero bajé primero y me quedé sin mi versión , no pasa nada de abajo no quedaron mal .







La entrada al tramo tres y su grieta también es un lugar interesante.




Este rápel volado sobre esta grieta con agua a presión después del famoso pasamanos es mi favorito , me encantó.




Javi nos sorprendió por la mañana con su desayuno cervecero , pero quedaba otra sorpresa , se le ocurrió bajar el rápel final desde arriba por el agua ,y le llevo su tiempo, seguramente estaría un buen rato en una repisa cogiendo aire para  poder acabar con aliento  esta potente cascada, desde abajo por los gestos que hacía  se veía que la cosa no era disfrutona y nos decía que por fuera , jeje.





Una foto final desde la reunión del fraccionamiento de la cascada final un lugar encantador para acabar esta entrada.



domingo, 21 de octubre de 2018

Cañón de Sciala , Valle de Ossau .

Retomo las entradas en el blog con este barranco bien conocido del valle de Ossau.
Digamos que es un río barranco siempre con caudal, tiene zonas excavadas de gran
belleza, pero no llegan a tener gran altura y siempre podrás ver el bosque en la parte
superior de la gorga.
Me he animado a hacer este post ya que tengo una triste relación de hace muchos años con este cañón. En Julio de 2008 hubo un accidente y murió un deportista ahogado en el rápel de la poza perforada, se llamaba Iban Ozamiz, era de Mungia.
No llegue a conocer en persona a Iban, pero sí tenía una relación especial con Ioza, su sobrenombre en la página web de reportajes de montaña Mendiak.
Por aquella época solía colgar reportajes de cañones, montaña y espeleología y de ahí surgió nuestra relación. Él también subía reportajes de diferentes actividades, y aquel simpático forero dejó huella en esa web y en muchas personas que tuvimos una pequeña relación a través de internet con él.
Han pasado años desde aquella desgracia, sigo haciendo cañones y en el puente del pilar bajamos Sciala, rapelando por el sifón como un pequeño homenaje, aunque ahora no tiene el peligro que tuvo aquel día.
Como he recordado otra vez aquella trágica historia, hoy dedico a Ioza esta entrada con un pequeño reportaje fotográfico, espero que la disfrute, sé que así lo hará, como solíamos hacerlo  aquellos años con los reportajes de nuestras aventurillas en Mendiak .

Esta primera imagen curiosamente es la entrada a Sciala y la mejor foto de ese día, las luces, las sombras hicieron su trabajo en esta foto, el lugar no desmerece.




   Aquí podemos ver una de las zonas de paredes mas excavadas, Javi y Jose atentos , un paso bajo el agua nos espera .





Alicia termina un corto rápel , bajo la atenta mirada de un árbol empotrado característico de los cañones franceses de esta zona del pirineo .




Una foto desde arriba con Jose negociando el rápel del sifón del accidente .




Y otra desde abajo de Carlos saliendo de el .




Un par de fotos de saltos con dos efectos diferentes en los barranquistas, la primera congelada en pleno vuelo, y otra con un pequeño desenfoque de movimiento .






Una última foto con un poco de los detalles estéticos que nos regala en zonas este bonito cañón.



viernes, 2 de marzo de 2018

Cañón de Val Fogaré, Dolomitas.

Pequeña gran joya este descenso, tiene un poco de todo, estética y diversión, un mini Soffia dijimos al salir, un encanto.
Una parte de la aproximación es un antiguo muro de canalización de agua que hace de terraza sobre el cañón, y ya te saca una sonrisa y dices:
"oye pinta bien la cosa", es una balconada espectacular, muy bonitas vistas sobre la garganta.
Después, un comienzo exuberante con roca y mucha hierba, hasta que en el rápel mas largo te mete ya entre paredes mas estrechas, pero de gran altura. Estas paredes tienen una erosión especial como veréis en alguna foto. El barranco tiene bastantes saltos que animan el descenso, y una pequeña zona de oscuros que bordan la actividad. Y después al acabar, cruzar el río Cordevole también tiene su encanto, pero no os despistéis y ser cautos, jeje, ya que el descenso acaba justo en frente del cuartel de los forestales, y el barranco está prohibido, aunque pasen de multar. Vas con cara de disimulo hacia el coche ...

Bueno fotos:

Rápel largo, o salto desde donde está el barranquista de arriba, que es Marco, un amigo italiano.          




Otro bonito rápel desde abajo.                    




Estas fotos son del mismo rápel de arriba y de abajo, desde abajo sesión fotográfica,         
                                               pues me encantó esa poza y la roca de las paredes ,jeje.                 










                                                    Estas son de la salida de los oscuros, había unos bonitos contrastes.                                                        





Una de esas zonas con exuberante vegetación.                                                                                         



Un rinconcito con encanto ,jeje.                                                                                                              





Y nada, pues llegó el final, un toque romántico y salvaje esto de cruzar ríos entre grandes montañas.


miércoles, 14 de febrero de 2018

Cañón Aguaré invernal, Canfranc.

El sábado diez de febrero nos acercamos a Canfranc con la intención de descender este conocido barranco y hacerlo en condiciones invernales,
y así fue en todos los aspectos, nevando durante toda la actividad y salimos del cañón a -4º, osea que todo a favor para un día interesante.
Los primeros rápeles ya nos muestran que el blanco de la nieve recién caída nos va a acompañar durante todo el descenso.



                                                                                                                                                                                                                      
En la primera parte nos saltamos alguna reunión que no encontramos y tiramos de naturales.




 Otro inconveniente clásico son las pozas semiheladas y granizadas, pues en este descenso tenéis para hartaros. 
 Fue donde mas risas nos echamos, sino sales congelado claro, o reventado ,jeje                                               










     No es un barranco con mucha formación, pero la combinación de hielo y nieve 
le da un toque estético excelente .                                                            




                                                                                                                                                              
                                                            Las presas estaban preciosas tanto desde arriba como desde abajo.                                                                            










     Bueno, todo tiene un fin y así acaba esta entrada y este descenso entre blancos y nieve.