Translate

viernes, 2 de marzo de 2018

Cañón de Val Fogaré, Dolomitas.

Pequeña gran joya este descenso, tiene un poco de todo, estética y diversión, un mini Soffia dijimos al salir, un encanto.
Una parte de la aproximación es un antiguo muro de canalización de agua que hace de terraza sobre el cañón, y ya te saca una sonrisa y dices:
"oye pinta bien la cosa", es una balconada espectacular, muy bonitas vistas sobre la garganta.
Después, un comienzo exuberante con roca y mucha hierba, hasta que en el rápel mas largo te mete ya entre paredes mas estrechas, pero de gran altura. Estas paredes tienen una erosión especial como veréis en alguna foto. El barranco tiene bastantes saltos que animan el descenso, y una pequeña zona de oscuros que bordan la actividad. Y después al acabar, cruzar el río Cordevole también tiene su encanto, pero no os despistéis y ser cautos, jeje, ya que el descenso acaba justo en frente del cuartel de los forestales, y el barranco está prohibido, aunque pasen de multar. Vas con cara de disimulo hacia el coche ...

Bueno fotos:

Rápel largo, o salto desde donde está el barranquista de arriba, que es Marco, un amigo italiano.          




Otro bonito rápel desde abajo.                    




Estas fotos son del mismo rápel de arriba y de abajo, desde abajo sesión fotográfica,         
                                               pues me encantó esa poza y la roca de las paredes ,jeje.                 










                                                    Estas son de la salida de los oscuros, había unos bonitos contrastes.                                                        





Una de esas zonas con exuberante vegetación.                                                                                         



Un rinconcito con encanto ,jeje.                                                                                                              





Y nada, pues llegó el final, un toque romántico y salvaje esto de cruzar ríos entre grandes montañas.


miércoles, 14 de febrero de 2018

Cañón Aguaré invernal, Canfranc.

El sábado diez de febrero nos acercamos a Canfranc con la intención de descender este conocido barranco y hacerlo en condiciones invernales,
y así fue en todos los aspectos, nevando durante toda la actividad y salimos del cañón a -4º, osea que todo a favor para un día interesante.
Los primeros rápeles ya nos muestran que el blanco de la nieve recién caída nos va a acompañar durante todo el descenso.



                                                                                                                                                                                                                      
En la primera parte nos saltamos alguna reunión que no encontramos y tiramos de naturales.




 Otro inconveniente clásico son las pozas semiheladas y granizadas, pues en este descenso tenéis para hartaros. 
 Fue donde mas risas nos echamos, sino sales congelado claro, o reventado ,jeje                                               










     No es un barranco con mucha formación, pero la combinación de hielo y nieve 
le da un toque estético excelente .                                                            




                                                                                                                                                              
                                                            Las presas estaban preciosas tanto desde arriba como desde abajo.                                                                            










     Bueno, todo tiene un fin y así acaba esta entrada y este descenso entre blancos y nieve.                    


                                              

domingo, 4 de febrero de 2018

Cañón de Trevélez, Alpujarra, Granada.

Este cañón, conocido por ser original y peculiar como pocos, y la verdad que esperaba de él un gran descenso y así fue, ahora lo tengo entre mis favoritos, sin duda.
Los diferentes tonos ferruginosos impregnan todo el cañón, el oxido de hierro tiñe las paredes y también el agua. Por otro lado, es un barranco muy bien excavado y con una peculiar erosión afilada en algunas partes. Un ambiente extraordinario en la zona de las cascadas mas altas, con paredes húmedas muy saturadas de color por el agua, vamos, una verdadera maravilla.
Y bueno como siempre un pequeño repor:
Empezamos con una foto desde abajo de la entrada del puente de palo, ya intuyes que vas a bajar un río especial.


Uno de tantos lugares espectaculares.


Las luces y sombras entre paredes, momentos únicos.








Estas dos últimas con un toque artístico,jeje, con desenfoques de movimiento y burbujas pulverizadas.




jueves, 1 de febrero de 2018

Cañón de la Val Clusa.

De los cañones de Belluno este es sin duda el mas deportivo y exigente, una hora y media de aproximación y entre 6 y 8 h de descenso.
La verdad que no será tan estético como La Soffia pero es un cañón sobresaliente, desde que entras hasta que sales no paras , solo hay un pequeño trozo de andar que corresponde a la segunda foto después del rápel mas largo y todo lo demás sin tregua.
Como llovió el día anterior estaba con un caudal mas alto que lo que lleva en verano y así lo disfrutamos.
Bueno ocho fotos,  ahí van...
Estas primeras peleando un poco con la luz:






 El rápel mas largo y zona de avituallamiento:


     Zona de los oscuros:                                                                                                                                                                          


Uno de los rápeles con una salida estrecha muy txula:

                                                                                                                                                                 

Estas dos últimas del famoso rápel de la "S" ,muy divertido: